Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 


Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Lo que se opina de lo dark
Dom Mayo 06, 2012 5:37 am por Manuel dey

» ABSORBER HASTA EL ALMA
Vie Abr 09, 2010 7:27 am por elsagirasol

» Quiero Ser
Miér Mayo 06, 2009 2:32 am por elsagirasol

» Valorarnos serà nuestra mejor cualidad
Mar Mayo 05, 2009 4:32 am por elsagirasol

» Deseo una semana libre de todo mal
Mar Mayo 05, 2009 2:20 am por elsagirasol

» Esto es para tì mi entrañable amigo xd
Vie Mayo 01, 2009 4:45 am por elsagirasol

» Aqui Estoy Yo
Lun Abr 27, 2009 5:21 am por elsagirasol

» Faltan emoticones porquè????
Miér Abr 22, 2009 7:39 am por elsagirasol

» No soy de aquì, ni soy de allà
Miér Abr 15, 2009 3:30 am por elsagirasol

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Agosto 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   

Calendario Calendario


VAMPIROS FAMOSOS

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

VAMPIROS FAMOSOS

Mensaje por elsagirasol el Mar Mar 31, 2009 3:45 am

Algunos Vampiros Famosos

Condesa Elizabeth de Batory

Elizabeth de Bathory Las opiniones se dividen respecto al numero de jóvenes degolladas por la condesa Bathory, quizá la versión húngara de Gilles de Rais. Hay quien menciona trescientas, cuando otros sostienen que son seiscientas. Elizabeth era de edad mediana, pertenecía a la nobleza y era viuda del conde Nadasay. Sin que podamos precisar cifras, sabemos que asesino a cientos de muchachas por medio del desangramiento. Para ello utilizaba diversos sistemas. Uno de varios (que se registra en libros y museos del horror) consistía en colocar a una muchacha desnuda en un cajón estrecho y equipado con clavos hacia adentro. El cajón se cerraba y era colgado del techo para que la condesa pudiera recibir el baño de sangre. Otro sistema empleado por esta vampira se antoja ficticio (digno de alguna novela fantástica),pero fue cierto: a un relojero alemán le mando construir un robot en forma de mujer. Tenia cabellera roja y dientes del mismo color, arrancados de la boca de algún sirviente. El robot atrapaba a todo el que se le acercara y lo aprisionaba en un abrazo mortal: la víctima era traspasada por una serie de afilados punzones que surgían de los senos metálicos de la espantosa maquina. La sangre se derramaba en un canal que facilitaba recogerla y calentarla para el baño de la condesa. Si Elizabeth estaba de animo generoso invitaba a sus sirvientes a participar del baño. Estaba convencida de que la sangre de las vírgenes (o de mujeres jóvenes, en general), constituía un medio excelente para conservar la lozanía de su piel. El 30 de diciembre de 1610 el conde Gyorsy Thurzo (primo de Elizabeth y gobernador de la provincia) acompañado de soldados, guardias y el párroco de la aldea, hizo acordonar el castillo y arresto a todos los que se encontraban en el. En el salón principal del castillo hallaron a una muchacha desangrada y muerta. Otra, aun con vida, en cuyo cuerpo aparecían infinidad de pequeños orificios. Y una tercera, a la que acababan de torturar. En las mazmorras y bodegas encontraron a muchas otras jóvenes cuyos cuerpos ya habían sido maltratados y "ordeñados". Había mas (robustas e intactas) bien alimentadas, como si fueran ganado en un establo. Mas tarde se desenterraron los cadáveres de otras cincuenta jóvenes. El juicio de la condesa se celebro en Bitcse, en 1611. Ella se negó a asistir. Sus sirvientas fueron condenadas a muerte. A Elizabeth, el propio rey Matías II de Hungría le conmuto la sentencia de muerte por la de prisión perpetua, que cumplió dentro de su mismo castillo. Prisionera en el escenario donde había tenido experiencias tan intensas, la condesa de Bathory supo aprovechar sus encierros.

John George Haigh

John George Haigh "El Vampiro de la postguerra" Haigh nació en 1910. Sus padres militaban en la Plymouth Brethren (Una secta religiosa inglesa, puritana hasta la nausea, que prohibía todos los placeres del mundo). El alcohol, el juego, la radio, el cine y los periódicos eran para los padres de Haigh vehículos del mal, sin distinción posible entre ellos, Su manía los indujo a prohibirle a John que tuviera amigos o que llevara visitas a casa, pues significaría llevar a ella influencias diabólicas. El peso de la obsesibidad de sus padres hizo a Haigh un niño aplastado por el miedo y la confusión. Durante el juicio que se le hizo por cargos de asesinato, recordaba un sueño de su infancia: Veía un bosque de cruces que se convertían poco a poco en arboles. Al principio creía ver rocío o lluvia deslizándose por las ramas, pero al acercarse veía que era sangre. De pronto el bosque entero empezaba a girar y de los arboles manaban torrentes de sangre. Surgía sangre de los troncos, de las ramas; era roja y deslumbrante. Se sentía débil y creía desmayar. Veía a un hombre que recogía sangre por entre los arboles. Cuando la copa que llevaba en las manos estuvo llena, se acerca a el y le dijo: "Bebe". Pero estaba paralizado. En ese punto el sueño terminaba; pero se sentía desfallecer con toda su fuerza abocada a la copa de sangre. Se sumía en un estado semicomatoso. Siempre veía aquellas manos tendiéndole la copa de sangre que no podía alcanzar, y aquella terrible sed, desconocida para los demás hombres de nuestro tiempo nunca lo dejaba. Durante tres o cuatro días tuvo el mismo sueño y, cada vez que despertaba, el horrible deseo era mas fuerte. Comprenderán ahora lo que le ocurrió al joven Swan cuando estuvo solo con él, aquella tarde de otoño. Le golpeo la cabeza con la pata de una mesa y luego le corto la garganta con un cortaplumas. Intento beber la sangre, pero no resultaba fácil. No sabia aun cual era el mejor sistema. Hasta que decidió beber directamente de la herida sintiendo una profunda satisfacción Haigh (un hombre de religiosidad enfermiza) no pudo comprender jamas por que habían permitido que Cristo muriera lentamente en la cruz. En consecuencia mataba a sus víctimas con rapidez y eficacia, y procuraba causarles el sufrimiento mínimo. A los dieciséis años lo nombraron miembro del coro de la iglesia, y más tarde fue suplente del organista, así pasaba algunas horas metido en el templo con su agobiante sed de sangre humana. Haigh interpretaba de manera literal los pasajes de la Biblia que dicen: "Bebe el agua de tu cisterna y los raudales de tu pozo" (Proverbios V,15) y "Al que cree en mi, como afirma la Escritura, ríos de agua viva correrán por su vientre" (San Juan VII, 38). Por eso calmaba su sed bebiendo su propia orina. Aquello se convirtió en una practica diaria hasta la fecha en que comenzó su juicio. George Haigh asesino a nueve personas. Bebió la sangre de todas ellas, hecho que causo un escándalo en Sussex y le valió el sobrenombre de "vampiro de la post guerra" su libro Terror by Night (1963), comenta la reacción de este vampiro contemporáneo durante el juicio: La única vez que perdió la compostura fue cuando sus crímenes se calificaron de asesinatos. No tenia la más ligera noción de lo que era bueno o malo, de las leyes o de sus víctimas. Para él, los asesinatos habían sido un mero ritual; según sus propias palabras, formaba parte de su destino. En su alegato, insistió en la ausencia absoluta de premeditación, puesto que las muertes eran resultado de la revelación divina y las relacionaba, vagamente, con la vida eterna. Cuando el juez le pregunto si le importaba su propio destino, permaneció tranquilo y se comparo con Cristo frente a PilatosHaigh ejerció su vampirismo en una época en que la ciencia barría las supersticiones y ofrecía explicaciones mas o menos razonables para el comportamiento humano. Donde antiguamente hubiera cabido la excomunión de la Iglesia, una maldición o el anuncio de un castigo divino, ahora se anotaba el informe de un psiquiatra que examinaba los actos del vampiro a la luz de las teorías de Sigmund Freud. Los abogados defensores de Haigh llamaron al doctor Henry Yellowlees, psiquiatra, para que procurara situar al vampiro como demente y no como asesino. El doctor presento un análisis de los sueños de Haigh y dijo que eran "catalizadores de sus crímenes". Quedo manifiesto que, según una de las enseñanzas freudianas básicas, existe una implicación sexual en los crímenes violentos (particularmente en el asalto brutal o el asesinato). Para los científicos, la psicología de Haigh era la de un adolescente que se masturba y asocia de inmediato el semen con la sangre. Haigh (decían) era capaz de experimentar la misma exaltación derramando uno y otro liquido.

Clara de Geisslerin
Clara de Geisslerin (La Novia del Diablo) La alemana Clara de Geisslerin fue acusada de mantener relaciones sexuales con tres demonios quienes, aburridos de asesinar a tantos cristianos, se dedicaban a desenterrar cadáveres de niños para chuparles la sangre. Los hechos ocurrían en el siglo XVI. Cuando se le arresto, la condenaron a sufrir la tortura de la rueda: piernas y pies se le encerraron en fundas de hierro y se le comprimieron hasta reducirlos a pulpa. Durante las horas de tortura, Clara confesaba los cargos: había dado muerte a mucha gente casi sesenta personas -; y bebido la sangre de niños; se reunía con otras brujas; tuvo cerca de ella un demonio con forma de gato, y había rondado por los tejados de la aldea adoptando, ella también la apariencia de un gato. Cuando la bajaban de la rueda, la Geisslerin negaba las acusaciones, para volverlas a aceptar en el tormento. Fue un largo juego de resistencia. Los jueces aumentaron el grado de tortura, a tal punto que Clara acabo por admitir que durante los últimos cuarenta años había fornicado con incontable numero de diablos que la habían visitado en forma de gatos, perros, pulgas y gusanos. Dijo que había asesinado a unos 240 personas. Que de sus amores infernales habían nacido diecisiete hijos a los que había matado para comérselos después. Contó que había provocado tormentas e incendiado casas y que, en una ocasión, había querido incluso incendiar toda la aldea. A medida que la torturaban, la vampira De Geisslerin iba perdiendo las fuerzas, y tan pronto la soltaron de la rueda, cayo sin vida al piso. El veredicto de los jueces fue que Clara de Geisslerin había sido estrangulada por el demonio para que no continuara hablando ni siguiera revelando sus secretos infernales.

Gilles de Rais
Gilles de Rais Era un hombre inmensamente rico, culto y deportista; dueño de una inteligencia brillante. Se distinguió luchando contra los ingleses. En 1429 peleo junto a Juana de Arco en Orleans y, mas tarde, en Patoy. A los 24 años recibió el nombramiento de mariscal de Francia (Hecho inaudito en un hombre de su edad). Después de la muerte de Juana, Gilles comenzó a involucrarse en disturbios, acabo con todos sus millones y "desapareció". Cuando Francia tuvo de nuevo noticias suyas, De Rais era ya un monstruo humano. Raymond Rudorff escribió acerca de el: "Luego de su retiro comenzaron a correr rumores de continuas desapariciones de niños. En 1432, un aprendiz de doce años de edad desapareció para siempre de la aldea de Machecoul. Es preciso decir que Gilles de Sillé (primo del otro Gilles) había pedido permiso a los superiores del niño para enviarlo a un encargo. Otro niño de nueve años, quien se encargaba de los bueyes que pastaban en prados cercanos, también desapareció de la faz de la Tierra, luego de hablar con Sillé. Una viuda que habitaba frente al castillo se lamento de la desaparición de su hijo de ocho años, "un hermoso muchacho de piel blanca, y muy hábil". Dos semanas mas tarde se noto la ausencia de otro niño. Para calmar los alterados ánimos en la aldea de Machecoul, Gilles de Sillé explico a la gente que había raptado a los niños para enviarlos a Inglaterra como parte del rescate que se pedía para conseguir la libertad de su hermano, prisionero de los ingleses, los cuales exigían cierto numero de muchachos para adiestrarlos como pajes." La verdad es que durante cinco años Gilles cometió crímenes horrendos con esos niños. Al final les esperaba el asesinato y la sodomía. Gilles de Rais también practico la alquimia y la magia, que utilizaba en los asesinatos de cientos de niños. Secuestraba, violaba y despedazaba lo mismo a muchachos que a muchachas; pero sus preferencias sexuales eran con los jóvenes. Después de llevarlos a su castillo, el y sus amigos abusaban de ellos, tras lo cual los mataban y bebían su sangre de la manera más horrible. Cuando había participado en una de aquellas orgías, Gilles quedaba sumido en una especie de "coma", de la que emergía con renovadas ansias y ferocidad. Los rumores acerca de las actividades que Gilles y su corte llevaban a cabo en su castillo crecieron a tal punto que la Iglesia empezó a investigarlo. Los hombres de bien se escandalizaron al descubrir que el príncipe guerrero se había transformado en un vampiro que amaba la necrofilia y el sadismo. Gilles fue arrestado, juzgado y sentenciado a morir. Al principio gritaba desesperado y clamaba ser inocente. Pero luego admitió todos los cargos que se le habían hecho, e incluso relataba el mismo los detalles de sus crímenes, Afirmo ser un cristiano fiel y se dirigió al patíbulo con una aparente paz espiritual.
avatar
elsagirasol

Femenino
Cantidad de envíos : 158
Edad : 51
Localización : Sonora Mèxico
Empleo /Ocio : Secret. Estatal de Prorgramas Especiales CNOP
Fecha de inscripción : 08/09/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.