Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 


Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Lo que se opina de lo dark
Dom Mayo 06, 2012 5:37 am por Manuel dey

» ABSORBER HASTA EL ALMA
Vie Abr 09, 2010 7:27 am por elsagirasol

» Quiero Ser
Miér Mayo 06, 2009 2:32 am por elsagirasol

» Valorarnos serà nuestra mejor cualidad
Mar Mayo 05, 2009 4:32 am por elsagirasol

» Deseo una semana libre de todo mal
Mar Mayo 05, 2009 2:20 am por elsagirasol

» Esto es para tì mi entrañable amigo xd
Vie Mayo 01, 2009 4:45 am por elsagirasol

» Aqui Estoy Yo
Lun Abr 27, 2009 5:21 am por elsagirasol

» Faltan emoticones porquè????
Miér Abr 22, 2009 7:39 am por elsagirasol

» No soy de aquì, ni soy de allà
Miér Abr 15, 2009 3:30 am por elsagirasol

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Noviembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   

Calendario Calendario


PROYECTO UNICORNIO: Una Histora Olímpica de Fé

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

PROYECTO UNICORNIO: Una Histora Olímpica de Fé

Mensaje por elsagirasol el Miér Ene 28, 2009 4:37 am

HISTORIAS OLIMPICAS I: "FE"...


En ocasiones, cuando las cosas no van tan bien, ¿no se han preguntado, como tantos otros antes que nosotros, y otros que vendrán después, "¿por qué a mí?..." o algo por el estilo? (Supongo que a veces parecemos niños consentidos y por tanto, cuando nos ocurre algo muy bueno, no nos hacemos la misma pregunta de "¿por qué yo?").


Y nos dejamos abatir por la desgracia, en lugar de levantarnos (otra vez, como cuando éramos niños) de la caída, sacudirnos, quizás llorar un poco, y finalmente seguir adelante. (Después de todo, así aprendimos a caminar... si no, ¿se imaginan a media Humanidad todavía gateando por los "traumas" del "fracaso"?!!) Posiblemente nos falte algo que nos sobraba de pequeños: tener FE (en nosotros mismos, en Dios, en el Orden del Universo, en la Humanidad o simplemente en la magia de las caricias de mamá y papá, que todo lo arreglaban).


Quizá entonces Jeff Blatnick recibió muchas caricias cuando era pequeño....

Jeff Blatnick era un atleta norteamericano, especialista en lucha grecorromana. Había calificado para ir a las olimpiadas de 1980, en Moscú, pero su sueño se derrumbó por culpa de "aquél" boicot que ustedes recordarán. Para finales de 1982, a pesar de sus esfuerzos, ya no estaba en condiciones óptimas para intentar de nuevo conseguir una medalla en las siguientes olimpiadas. ¿Y por qué no, no que mucha "fe"? Veamos: para empezar, ningún atleta estadounidense ha ganado jamás una medalla olímpica en lucha grecorromana, en ninguna división. Y estaba fuera de forma por una sencilla (y trágica) razón: no se sentía muy bien desde que había notado unas pequeñas protuberancias en el cuello, y menos aún cuando meses después le diagnosticaron la enfermedad de Hodgkin (¡una variedad de cáncer!). Un mes más tarde le extirparon el bazo y el apéndice y comenzaron a administrarle una dañina (pero necesaria) radioterapia.

Mala suerte, dirán. Pero Jeff Blatnick no se permitió renunciar. Tenía un hermano que adoraba, David, el cual (sí, adivinaron, más tragedias) había fallecido trágicamente en un accidente unos años atrás. Inspirado por su memoria, Jeff se hizo el propósito de entrenar apenas empezara a recuperarse, a pesar de las advertencias médicas. En las pruebas preolímpicas, Jeff ganó en una discutida pelea el derecho de representar a su país en los Juegos Olímpicos del 84 al entonces favorito Peter Lee.

Pero, aún así, Jeff llegó a las competencias olímpicas como alguien sin posibilidades, como un "perdedor" (?!) y sin embargo en su primer encuentro superó al favorito (otra vez) para el oro, el yugoslavo Refic Memisevic, al ser éste descalificado por pasividad en el combate. Pero no todo iba a ser miel sobre hojuelas (como diría mi Tía Nena, otra candidata a medalla olímpica en salto de garrocha sobre tendederos, pero esa es "oootra historia"): en su segundo encuentro, sufrió una dolorosa derrota por apenas 4 a 3 contra el griego Panayotis Pikilidis (no me miren feo, así se llama, qué le vamos a hacer).

A pesar de ello, se dio una curiosa combinación para que nuestro heroico personaje pudiera aspirar a una medalla: al día siguiente, Pikilidis fue derrotado por Memisevic y el joven Blatnick se encontró de súbito a UNA VICTORIA de un Campeonato Olímpico (y estoy hablando que necesitaba un triunfo, no una cerveza clara mexicana de exportación!). Tenía que superar al sueco Thomas Johansson, el cual tenía la friolera de ¡275 libras de peso! (35 más que Jeff).


{ Aquí es donde uno podría identificarse con nuestro "suertudo" personaje. ¿No han pasado por épocas donde parece que toda la responsabilidad, angustia, temores, dudas, pesimismo y falta de fe en lo que hemos hecho o hacemos parecen inundar nuestra mente y nuestro espíritu? Los médicos lo pueden llamar Estado de Angustia. O Depresión Reactiva. O Neurosis Urbana. O Agotamiento Laboral ("Burn-Out"). Pero supongo que, a veces, simplemente es el cansancio, el aburrimiento del alma. ¿Qué hace uno en estos casos? ¿Bastaría con el cariño de amigos y familia, para convencernos de que se puede superar eso una y otra vez, si así lo decidimos, si nos tenemos FE? ¿Qué decidió Jeff Blatnick? }

Abrumado por la responsabilidad, por la cercanía de un triunfo o un fracaso, y por el agotamiento físico y nervioso, justo antes del combate saludó a sus padres, que se encontraban debajo de la tribuna. Al darle ánimos y reiterarle la Fe que tenían en él, le recordaron lo que había vivido con su hermano David, lo que significaba para él y para todos ellos.

(En la foto, Alexander Karelin en un lanzamiento contra Jeff Blatnick en Lucha Grecorromana).



Damas y Caballeros: Yo soy puramente sentimental, sé qué tanta fuerza le pueda dar a uno un recuerdo, y de la fé que puedan evocar nuestros sentimientos. Pero en este caso, casi al final de la competencia, después de casi cinco minutos de ardua y cerrada lucha, ninguno de los dos competidores había ganado un solo punto... sin embargo, Blatnick tenía ya DOS amonestaciones, mientras que Johansson tenía sólo UNA. Y con únicamente un minuto restante, Blatnick, haciendo un esfuerzo sobrehumano y con casi sus últimas fuerzas, tomó al pesado sueco y lo puso sobre la colchoneta, ¡anotándose un puntote! Con los gritos del público apoyándolo, aprovechó un titubeo del sueco y se anotó otro punto a 30 segundos del final. Mientras todo un coro de exaltados espectadores hacía el conteo regresivo, en toda la arena comenzó una emotiva celebración: ¡cinco, cuatro, Tres, DOS, UNOOO!


Abruptamente, recuerdo, Jeff cayó de rodillas, se persignó, juntó sus manos en oración y mirando hacia el cielo, comenzó a llorar sin darse cuenta, por vez primera desde la muerte de su hermano mayor. Y, a juzgar por la cantidad de correspondencia que recibiría después, miles de personas lloraron con él. (Ya ven cómo son medio payasos los norteamericanos a veces, pero aquí entre nos - no se lo vayan a decir a nadie, ¿ehhh? - ejem... creo que a mí me empezaron a sudar los ojos... no lo divulguen, por favor, porque... ¿se imaginan a un Unicornio con los ojos acalorados? ¡qué barbaridad!). Jeff Blatnick se había convertido en el primer norteamericano en ganar ORO en lucha grecorromana, contra todo pronóstico (y como ya se habrán dado cuenta, cuando digo "contra todo pronóstico", es que literalmente fue contra Todo!)

¿FE? ¿Determinación? ¿Buenos genes? ¿Espíritu? ¿O simplemente la adrenalina impulsada por el recuerdo de un ser querido que quisiéramos recuperar con Todo el Oro del Mundo (y qué mejor que empezar con un poco de Oro Olímpico)?... son cuestiones que dejo para que ustedes, pacientes lectores, discutan frente a una sabrosa taza de café de olla (y con una buena compañía, ¡mejor!).

Que la Fe en el triunfo, en nosotros, en lo que soñamos alcanzar, nos acompañe siempre (y más en estos tiempos de turbulencia y calentamiento global, jeje). Tengámonos Fe en que podemos alcanzar nuestros sueños, por muy "pesado" que sea el obstáculo (ya sea un luchador sueco, falta de confianza en nosotros mismos, o pensamientos depresivos, por menionar algunos), son los deseos del
Grecorromano Unicornio.
avatar
elsagirasol

Femenino
Cantidad de envíos : 158
Edad : 51
Localización : Sonora Mèxico
Empleo /Ocio : Secret. Estatal de Prorgramas Especiales CNOP
Fecha de inscripción : 08/09/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.